Seguidores

28.5.17

MAMBO URBANO














Este domingo, ordenando las montañas de papeles acumulados en el desván de mi casa, encontré una caja con los originales de Mambo Urbano. Una serie de dibujos que publiqué a fines de los 80 en la revista Humor.
A pesar del tiempo transcurrido, los dibujos se mantienen. Tienen eso que los hace vivos. Cuando los hice ya tenía muchas horas de vuelo en mi mesa de dibujo y eso se siente.
La idea me rondó desde el primer momento que colisioné con esta ciudad fantástica, desmesurada, caótica, irreal.
Yo era el típico cabecita que con su carpeta de dibujos se perdía en las calles desconocidas, todo me parecía lejos, no podía creer el tiempo que gastaba viajando en bondis atiborrados o en el subte.
De alguna manera  Mambo Urbano fue  un lugar donde durante un par de años experimenté con el dibujo y el texto, jugando con esa conjunción de lenguajes. Probando técnicas, estilos,  inventando puestas en página que a veces eran felices y otras no tanto.
Un día le  propuse al director, Andrés Cascioli hacer un libro con todo ese material que había publicado y me dio el OK.
Me metí en el tema durante algún tiempo, rehíce páginas, armé el diagrama, todo a pedal (entonces no había todo lo que hoy  nos brindan los programas de diseño). Solo un dibujante como Andrés podía arriesgar hacer una edición tan buena como la que hicieron con Mambo.
Fue muy extraño ver el libro en todos los kioscos de Buenos Aires, todavía hoy, cuando ya se agotó, alguien aparece en la Feria del libro para que le firme un ejemplar

3 comentarios:

Mia dijo...

Que bonitos dibujos!

Patricio Moleón dijo...

Afortunadamente cuento un ejemplar de Mambo. Gracias, Maestro por la obra, que continúa.

pedro jose sanna dijo...

Pedro Sanna
Me encanto Mambo Urbano. Que buen laburo. Me acuerdo de sus laburos en la revista Humor, ilustrando a Dolina. No afloje.